¿Adicto al trabajo? Consejos para disconnectar en vacaciones

Desconectar del trabajo a veces puede resultar complejo. Cuando el cuerpo para y le dejas descansar sale todo lo que lleva acumulado y pueden aparear trastornos como ansiedad o insomnio.

Has trabajado todo el año y ahora te mereces disfrutar y descansar cuerpo y mente. Pero si te cuesta demasiado o te consideras adicto al trabajo, aquí tienes unos consejos para ayudarte a re-conectar contigo.

1. Deja cerrados los asuntos pendientes.

Para poder irte tranquilo lo primero que tienes que hacer es encargarte de las cosas pendientes. Eso que sabes que, de no hacer, va a estar dando vueltas en tu cabeza. Deja todas la tareas importantes terminadas y los asuntos que te preocupen bien planificados para tu vuelta.

2. Delegation

No one is essential. Grábate esto a fuego y confía en tu equipo. Ellos están ahí para suplirte y harán su trabajo. Delega, ellos también han estado o estarán de vacaciones y no pasa nada.

3. Sal de las apps que usas en el trabajo

Now, disconnect. Borra de tu móvil todas las apps que sueles usar en el trabajo y salte de los chats en los que solo se vaya a hablar de la empresa. Incluso puedes apagar el móvil y cambiarlo por otro más simple. Estás de vacaciones y tienes derecho a disconnectar. A tu vuelta todo seguirá como siempre.

4. Sé flexible con los horarios

You are on vacation. No tienes por qué seguir unos horarios. Tu cuerpo y tu mente necesitan descansar para poder estar de nuevo al 100%. Así que hazte caso, duerme lo que necessitas, come cuando tengas hambre y no te tortures con seguir ciertos hábitos a rajatabla. Ese momento ya volverá.

5. Sal de la rutina

Y no solo en cuanto a horarios. Haz cosas que no sueles hacer. Siente de verdad que estás de vacaciones y que al fin tienes tiempo para hacer eso que tanto te gusta y que siempre estás postgando.

6. Planning

Esto va en relación con la anterior. No dejes que se te escapen las vacaciones sin tachar tus sitios pendientes que visitar o restaurantes a los que volver. Planifica que actividades quieres hacer (a menos que no quieras hacer nada, que también está bien).

7. Attention plena

En el día a día es fácil caer en la vorágine de la rutina y hacer las cosas sin pensar. Por eso para disconnectar y disfrutar del momento es recomendable practicar la atención plena. Think solo en lo que estás haciendo. Puede ser difícil, pero intenta concentrarte en una única cosa. Incluso si estás tumbado sin hacer nada más. Observe the landscape, the wind, the smells…

8. Coge dos semanas seguidas

En una semana de vacaciones no te da tiempo a disconnectar, porque cuando lo estes haciendo, te tocará volver a la realidad. El cuerpo y la mente necesitan un tiempo y si quieres rechargar pilas es mejor que se lo des con 14 días seguidos de vacaciones.

9. No hables de trabajo

No puedes desconectar de algo si no paras de hablar de ello. Así que no hables de trabajo. Coméntale a tu alrededor que quieres evitar el tema para que te lo recuerden si por inertia empiezas a hablar de ello. Si vas a ver a compañeros de trabajo que son amigos, hablad de otros temas personales.

10. If it is essential, but with a limit

Vale. Quizás si la empresa es tuya o tu puesto de trabajo lo requiere tengas que ocuparte de algo durante las vacaciones. En ese caso ponte un límite. 15 minutos a día, por ejemplo, revisar el mail una sola vez a día o hacer una única llamada son algunos de los límites que te pueden ayudar.

Leave a Comment